26 ago. 2009

La Muerte del Último Liberal de la Política Americana: Edward Moore Kennedy (1932-2009)

Acabo de enterarme por el cable de la muerte del último gran liberal de la política americana. Bueno, era una muerte anunciada. Todos sabíamos que era cuestión de tiempo y que el cáncer no lo iba a dejar escapar.

Aún así es una muerte que entristece. Durante los casi 20 años que viví en USA, lo pude ver muchas veces en entrevistas con Larry King, en los programas políticos de los domingos por la mañana, escuchar sus discursos en las convenciones del partido Demócrata o en el C-SPAN defendiendo las causas de los excluidos pidiendo un aumento en el salario mínimo u otra lucha por los sin voz. Su última y más larga pelea fue por un Seguro de Salud Universal. Sin duda Obama pierde a su mejor aliado en el Senado y quizás su partida lo obligue a tirar la toalla.

Ted Kennedy era el patriarca de la familia Kennedy, el centro de gravedad del Clan, después del asesinato de Jack y Bob. Pudo ser Presidente, o por lo menos pudo ser candidato presidencial en 1980. Pero en USA nadie te garantiza ese derecho, la nominación tiene que ser ganada en las primarias y Jimmy Carter se cruzó en su camino, aunque los expertos dicen que su derrota se debió a la manera como manejó el accidente de Chappaquiddick.

Aunque el país perdió un candidato o quizás un Presidente, el Senado ganó un gran Senador, quizás el mejor de los últimos 50 años, su imágen ganó gravitas con el correr de los años por su tenaz defensa de innumerables proyectos de ley a favor de los más necesitados. Otra de sus virtudes fue su admirable capacidad de lograr que "las cosas sucedan", su habilidad para crear aliados donde antes había un enemigo. Algo que muchos de nuestros congresistas podrían aprender. Y, sobre todo, fue capaz de ganarse el respeto de sus enemigos políticos, algo nada fácil en Washington, DC.

Descansa en paz Ted.

Luis Destefano Beltrán, Ph.D.

No hay comentarios: